viernes, 8 de septiembre de 2017

oleo Paris


Caminando por los Campos Elíseos
Un aire perfumado recorría mi olfato
despertando ese amor tan aflorado
de nuestras almas gozando el deseo.
Mis ideas se perdían entre la gente
que caminaba bajo la lluvia fresca;
de todo había pasado en mi mente
al recordar esa aventura novelesca.
Tan joven y radiante tu piel se lucía,
yo, un viejo el olvido y amargado,
la vitalidad que mostraba tu energía
enseñaba cuanto me habías amado.
Noches dormidas con el Sena calmo
Fueron momentos irrepetibles de vivir;
me quisiste religiosamente en salmos
de amor, que concebían mi porvenir.
Sacaba fuerzas de mi perdida juventud,
te hacia pájaros en sueños de colores,
el Louvre nunca atestiguó ingratitud
por ser testigo del amor sin derroche.
Monumento de tu pasión desmedida,
despertabas  envidia en los corazones;
la Torre Eifel parecía de pie dormida.
Esa ciudad embanderada de mi espíritu luz
Guardará la magia que por ella abracé
quedando mi  piel marcada por su cruz
y la melancolía amorosa que no olvidaré.

John Clark

oleo Paris






Retrato a carbon


jueves, 24 de agosto de 2017

Mi niña




Sentada  en mi regazo mi niña me mira y me pregunta ¿por qué las rosas tienen espinas?
Las flores son bellas, como tú mi dulce niña, aunque también tengas espinas pues tienen que defenderse, no permitas que te arranquen de raíz no las pierdas nunca.
Una flor nace pequeña, temerosa y quebradiza  pero crecerá robusta y fortalecida regada con la lluvia del amor, afecto, estima, valor…si dejaran de regarla se mustiaría, perdería la sonrisa y las ganas de crecer, se convertiría en una flor seca olvidada en un rincón hasta convertirse en polvo y desaparecer. Algún día  serás la más fuerte de las flores porque serás ante todo mujer.
Hubo tantas flores que lo dieron todo a cambio de nada y terminaron marchitas. Pero dejaron huella la huella de su lucha que algún día dará sus frutos.
Te miro y veo tus ojitos llenos de lagrimitas que descienden por tus mejillas y eso quiere decir que me comprendes mi pequeña flor.



Vivian Esteban 

martes, 30 de mayo de 2017

Un poco de poesia



Dos lagos

Esos lagos cristalinos
Con tanto por reflejar
Esos con tantas aguas por derramar
Y brillos por resplandecer mil una veces
En ellos me quiero ver
En ellos me quiero ahogar
En ellos quiero beber
Inmensos, profundos, puros
El cielo en ellos se ha de reflejar
Las estrellas se han de mirar
Y a una estrella fugaz han de atrapar
Si el viento algún día habrá de secar, en ellos yo quiero mi alma enterrar.




Vivian Esteban 
mi niña